Mónica García Villegas, directora y dueña del colegio Enrique Rébsamen ya fue sentenciada por un juez del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México con 31 años de cárcel, esto por el homicidio culposo de 26 personas, entre ellas 19 de ellos menores de edad, quienes murieron en dicho colegio durante el sismo del 19 de septiembre de 2017.

La sentencia también prevé que García Villegas deberá pagar 400 mil pesos por concepto de reparación del daño a las familias de cada uno de los fallecidos. Esto suma una cantidad total de 11 millones y medio de pesos por concepto de reparación de daños y gastos terapéuticos.

Antes de conocer la sentencia, la educadora comentó:

“No tengo por qué pedirles perdón, soy inocente”, fueron las palabras que Mónica García Villegas “Miss Moni” externó a los padres de los niños que murieron en el colegio Enrique Rébsamen en el sismo del 19 de septiembre de 2017.

Durante la audiencia, el juez pidió a ambas partes que se calmaran, pues por momentos los ánimos subieron de tono; los padres de las víctimas querían escuchar que “Miss Moni” expresara perdón por los hechos, pero no ocurrió.

EL DATO

La profesora estuvo 19 meses prófuga, en mayo del 2019 fue capturada y remitida al penal de Santa Martha Acatitla.

Antes de ser detenida García Villegas se sabía que había una recompensa de 5 millones de pesos que la entonces Procuraduría local ofreció a quien diera información fidedigna que llevara a su detención, lo que aceleró la participación ciudadana.

También era buscada con una ficha roja en 176 países por la Interpol.

Deja un comentario