La Tercera Comisión de trabajo de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, recibe a las personas propuestas por el Presidente de la República, para integrarse a la Junta de Gobierno del Banco de México(Banxico) y del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), respectivamente.

Al comparecer ante los legisladores y responder a sus preguntas, Jonathan Ernest Heath señaló que el punto clave en la situación de desabasto de combustibles, es por cuánto tiempo se prolongará.

Si se extiende al mes de marzo, representará un riesgo para el país, advirtió.

“Si es que se extiende, yo creo que la parte clave es qué tanto se va a extender este problema, empieza a haber desabasto en otro tipo de cuestiones que no se pueden transportar, específicamente alimentos perecederos que pudieran subir de precio. Pero también, al mismo tiempo hay efectos por el grado de la demanda, hay escasez, no voy a usar el combustible más que para los fines más necesarios”, apuntó.

El aspirante a la Junta de Gobierno de Banxico, recalcó que mientras más tiempo tarde en normalizarse el suministro de combustibles, podrían generarse efectos negativos como alza de precios, caída en la confianza del consumidor y freno a la inversión privada.

“El IGAE, el Índice Global de Actividad Económica, para el mes de enero ahorita, yo estaría pensando que pudiera presentarse con una tasa negativa. Entonces si se extiende más allá, febrero, marzo, quién sabe cuándo, obviamente pudiéramos empezar a caer en algo peligroso y sí, yo estaría ya más preocupado. Si es un problema que dura una semana o dos semanas más y ya empezamos a ver que se empieza a resolver, creo que los efectos podrían ser mínimos”, abundó.

Sobre el nivel de crecimiento del país, indicó que difícilmente se cumplirá el deseo de alcanzar el 4 por ciento, sin embargo, es posible cumplir la estimación para este año, de 2 por ciento.

Cuestionado respecto al tema de las remuneraciones y la ley en la materia, aprobada por el Legislativo y que fue suspendida por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), consideró que la medida afecta la autonomía del Banco Central.

Manifestó que la institución tiene reglas específicas para fijar sus remuneraciones, de modo que una directriz externa puede catalogarse como “una imposición”.

No obstante, se declaró partidario del esfuerzo en materia de austeridad que impulsa el Gobierno de México. Hay que ser cuidadoso con el gasto público, apuntó.

Respecto a la política salarial, indicó que es preciso incrementar las remuneraciones de los trabajadores mexicanos, así como crear empleo bien remunerado. Para ello, se requiere encontrar la vía más adecuada para mejorar los ingresos de los ciudadanos, sin provocar efectos inflacionarios.

En su presentación, el segundo propuesto por el Ejecutivo para integrarse a la Junta de Gobierno de Banco de México, Gerardo Esquivel, expresó que el “fantasma” de la inflación alta se ha ido, y el país se encuentra en un punto en el que son se pueden admitir retrocesos en esa materia.

La inflación se encuentra entre dos y tres puntos por arriba de las estimaciones para el presente año, y es un nivel manejable, agregó.

Deja un comentario