El gobierno de Zacatecas informó que aseguró y desmanteló cinco campamentos de la delincuencia organizada en Fresnillo; son asentamientos, dicen las autoridades que sirven de base de operación de integrantes de los cárteles que se disputan ese territorio: el Cártel Jalisco Nueva Generación y el Cártel de Sinaloa.

Esta semana, policías estatales en Zacatecas aseguraron un rancho que había sido tomado por sicarios del Cártel de Sinaloa, en el municipio de Fresnillo.

En días pasados, la Policía Estatal Preventiva había identificado que al menos 30 sicarios ocupaban  el rancho “Tres Hermanas” en la zona sureste del municipio. Ese mismo sitio había sido asegurado por las propias autoridades en julio pasado, pero al quedar sin resguardo, los delincuentes se lo apropiaron de nueva cuenta.

“A nosotros nos detectan ciertamente por los halcones que ellos tienen distribuidos en la sierra, entonces al momento que nosotros empezamos a ingresar a las comunidades, inmediatamente se empiezan a avisar y huyen”, apuntó un policía estatal.

En el lugar había alimentos, cartuchos, ropa táctica, enseres y dos camionetas blindadas.

“Se ocupan para las acciones meras del la delincuencia organizada. Este es un garaje donde se presume que aquí encierran los vehículos para esconderlos y hacerle su servicio”, detalló la Policía Estatal.

Son barricadas que ellos mismos crean para algún enfrentamiento de algún grupo antagónico o con nosotros, pues ya ellos se cubren, reportó la Policía Estatal.

Además del narcocampamento, la Policía Estatal ubicó que a menos de un kilómetro del rancho había tres puntos vigía. Explica como detectan a quien entra desde la loma.

“Esto es un centro de vigilancia, como una torre que ellos utilizan para ver qué vehículos o quién entra a su centro de operación; sí se da cuenta está totalmente a modo de  ver, de hecho cuando nosotros ingresamos ellos ya desde la carretera nos tenían ubicados”, destacó un policía estatal.

Las autoridades informaron que este tipo de narcocampamentos son comunes en la zona. Es la forma en que el crimen organizado va marcando territorio como parte de la disputa que se vive en el estado entre el Cártel de Sinaloa y el Cártel Jalisco Nueva Generación; en los últimos 10 meses la Policía Estatal ha incautado 35 sitios similares.

“Se los roban a la gente, más que nada ellos los ocupan como puntos de operaciones y poder tener el control de la zona y obvio resguardarse en las inclemencias del tiempo”, dijo un policía estatal.

Por Redaccion

Deja un comentario