Aunque el pasado 23 de marzo inició la Jornada Nacional de Sana Distancia, que implica medidas de prevención, suspensión de eventos y cuidado de personas vulnerables ante la pandemia de coronavirus COVID-19, hay servidores públicos que no están cuidando estas acciones.

Además de las recomendaciones, emitidas por la Secretaría de Salud, como el lavado de manos de entre 10 y 20 veces al día, así como el estornudo de etiqueta o permanecer el caso, las autoridades han insistido en mantener una distancia de al menos 1.5 metros con otras personas para disminuir las probabilidades de contagio.

Sin embargo, secretarios federales, funcionarios de Guerrero, Coahuila, Chihuahua, Durango, Baja California, Puebla, Veracruz, e incluso gobernadores, diputados y senadores han ignorado esta medida en sus actividades.

Deja un comentario