Tom Daley, el clavadista británico que ganó mucha popularidad por reconocer su homosexualidad y sentirse orgulloso de su lucha, ahora volvió a hacerse viral porque fue captado tejiendo mientras veía la final femenina de salto en trampolín.

En estos momentos tan retadores física y mentalmente para los atletas, necesitan encontrar alguna manera de liberar la ansiedad y el estrés, algo de lo que habló Simone Biles tras renunciar a sus próximas participaciones. La estadounidense prefirió dar un paso atrás y concentrarse por ahora en su salud mental. Tom Daley encontró una fabulosa forma de transformar sus demonios internos y resulta que es la mejor actividad para relajarse, incluso mejor que pintar o hacer mandalas: tejer.

Mucho has leído que para combatir la ansiedad y mantenerte relajado puede ayudarte la meditación, dibujar mandálas, leer, entre otras actividades que ayuden a disminuir la tensión en tu cuerpo. A veces te son útiles, a veces no. Hay días en los que son mucho más complicado controlar la ansiedad y la inquietud de tus manos o de tus pies. Sin embargo, no todo está perdido, hay una actividad que seguramente no has probado y podría ayudarte muchísimo: tejer.

Aprender a tejer es una de las actividades que más relajación pueden traerte. Las manualidades en general ayudan a las personas que padecen ansiedad, depresión o dolor crónico, de acuerdo con expertos. Asimismo, mantener tus manos ocupadas puede ayudarte a disminuir el estrés, aumentar la felicidad y proteger a tu cerebro de daños provocados por envejecimiento.

De acuerdo con el psicólogo Mihaly Csikszentimihalyi, este comportamiento se describe como fluidez, es decir, unos cuantos momentos en el tiempo donde te absorbe tanto una actividad que nada más parece tan importante. El experto menciona que la fluidez es el secreto de la felicidad, pues cuando te involucras en algo que requiere creatividad, sientes que estás viviendo más pleno que en cualquier otro momento de tu vida. Estás consciente de que lo que haces es posible de lograr no importa si es algo difícil, por ello es que la sensación de tiempo desaparece pues te sientes parte de algo mucho mayor.

Tu sistema nervioso es capaz de procesar cierta cantidad de información a la vez, por ello es que, cuando dos personas te hablan al mismo tiempo sólo puedes atender a una, así, cuando empiezas a crear, el resto de la atención a cualquiera otra cosa se suspende temporalmente porque tu cuerpo no tiene suficiente atención para ver algo o hacer algo más; desaparecen los problemas en casa, el hambre, cansancio o cualquier otra sensación o sentimiento.

De acuerdo con la terapeuta ocupacional Victoria Schindler, los efectos de la fluidez son muy similares a los de la meditación, ésta última mencionada tiene efectos para reducir el estrés, entre otras cosas. Schindler junto con Sharon Gutman, afirman que las actividades como dibujar o pintar pueden provocar fluidez, lo que se convierte en una solución no farmacéutica de regular tus emociones fuertes como el enojo o, incluso, evitar pensamientos irracionales.

Cuando haces algo agradable o algo que te hace feliz, liberas dopamina, ésta es un antidepresivo natural, mientras más lo produces, mejor te sientes. De acuerdo con un estudio publicado en The British Journal of Occupational que encuestaron a más de 3,500 tejedores, el 81 por ciento de los mismo registraron que se sentían más felices después de tejer.

Tejer puede ayudarte a reducir la ansiedad, por ende, a atrasar el envejecimiento, dormir tus horas adecuadas y, claro, ser más feliz. Así que ya no lo pienses y ve por esos ganchos, estambre y, ¡listo!, busca tutoriales que puedan auxiliarte y estás preparado para la actividad más relajante.

fuente: Cultura colectiva 

Deja un comentario

Salir de la versión móvil