Tener relaciones sexuales frecuentes se podría vincular al retraso de la menopausia, según un estudio.

0
15

El estudio siguió a casi tres mil mujeres de mediana edad durante una década y descubrió que, a cualquier edad, las que tenían relaciones sexuales semanalmente tenían un 28% menos de probabilidades de haber pasado por la menopausia en comparación con las que tenían relaciones sexuales menos de una vez al mes.

Los investigadores dijeron que una explicación podría ser que el cuerpo permanece reproductivo por más tiempo cuando sabe que el embarazo es posible.

Se analizaron datos médicos, extraídos de del Estudio de la Salud de la Mujer (un estudio longitudinal realizado en los EE. UU.)

«Si una mujer tiene pocas relaciones sexuales o relaciones sexuales poco frecuentes cuando se aproxima a la cuarentena, su cuerpo no recibirá las señales físicas de un eventual embarazo», indicaron Megan Arnot y Ruth Mace, científicas del University College London.

Agregó: «En una perspectiva de maximización de la forma física», el cuerpo de la mujer podría invertir más energía en el cuidado de la familia que en la ovulación.

Aunque esto pueda ser un vínculo, no necesariamente es verdad. De acuerdo con Mary Jane Minkin, profesora clínica de obstetricia y ginecología en la Facultad de Medicina de la Universidad de Yale, expresó para el sitio Health que tiene «grandes dudas biológicamente» de que tener relaciones sexuales regularmente retrasaría la menopausia.

«La mejor correlación que conozco es la historia familiar: si la madre y las hermanas pasaron por la menopausia más tarde, es probable que pasen por la menopausia más tarde», le dijo a Health.

Investigaciones anteriores, destinadas a explicar porqué las mujeres casadas alcanzan la menopausia más tarde que las solteras o las divorciadas, mencionan la influencia de feromonas masculinas, sustancias químicas naturales del reino animal que atraen al sexo opuesto.

Para intentar confirmar cualquiera de esas dos teorías, Arnot y Mace examinaron los datos de las casi tres mil mujeres, seleccionadas en 1996 y 1997 para participar en un estudio sobre la salud a lo largo de varias décadas.

El proyecto (SWAN) permitió seguir los cambios -tanto biológicos como psicológicos- que se producen al mismo tiempo que la menopausia.

La edad media de las participantes era de 46 años. Ninguna había llegado a la menopausia, pero algo menos de la mitad eran «premenopáusicas», con síntomas menores que empezaban a aparecer.

Durante la década siguiente, el 45% de las mujeres tuvieron una menopausia natural, a los 52 años de media.

La correlación entre la frecuencia de las relaciones sexuales y el comienzo de la menopausia era innegable, según los investigadores.

Como todas las relaciones declaradas eran heterosexuales, no se sabe si la actividad homosexual tendría un efecto parecido.

No obstante, no se observó ningún vínculo entre la presencia de hombres continua y las señales químicas subliminales que los hombres podrían emitir.

«No encontramos ninguna prueba para la hipótesis de las feromonas», indicaron.

La edad de la menopausia natural varía considerablemente entre las diferentes culturas. Los factores genéticos solo son determinantes en cerca de la mitad de esas diferencias, como mostraron investigaciones anteriores.

Fuente:MuyInteresante

Deja un comentario