Michael Loso, especialista en glaciares y glaciaciones, reveló que más de 60 toneladas de excremento se encuentran congeladas en la montaña más alta de Estados Unidos, en Alaska, las cuales podrían derretirse y reaparecer pronto, debido al calentamiento global.

Estos desechos han sido dejados en el camino a los largo de los años por miles de escaladores en el Parque Nacional Denali, el cual recibe más de 200 mil escaladores cada año.

El especialista advierte que la aparición de estos desechos podría traer consigo la presencia de bacterias vivas como la Escherichia coli.

Ante esta situación, considerada una emergencia ambiental, la empresa encargada de los servicios de guías para los alpinistas ha decidido limpiar la zona recogiendo los excrementos.

Según los expertos, será a partir de este verano cuando los desechos que se encuentran en uno de los campamentos situados más abajo en la montaña aparezcan, en tanto que los que se encuentran en la cumbre del nevado comenzarán a fundirse en las próximas décadas.

De acuerdo con el sitio Noticieros Televisa, las reglas actuales exigen retirar de la montaña todo desecho que esté por debajo de los 4 mil metros de altura.

Fuente_mientrastantoenmexico

Por admin

Deja un comentario