El gobierno de Hidalgo emitió una alerta a la población del municipio de Tula, ante posibles inundaciones por la evacuación controlada de la presa de Danxhó, así como lluvias que se esperan este miércoles en la Ciudad de México y la zona Metropolitana, que podrían desbordar la presa de aguas negras Endho.

Por ello, el gobernador Omar Fayad pidió a la población del Valle del Mezquital que salga de la zona. Las autoridades esperan que el agua que se evacuará de manera controlada de la presa Danxhó continúe su curso hasta la de Zimpán.

“>

Fayad indicó que las personas deben abandonar sus domicilios y seguir las indicaciones de las autoridades a efecto de salvaguardar su vida, y mantenerse informados a través de medios oficiales “para no generar desinformación o estrés social”.

Por su parte, la Comisión Nacional de Protección Civil advirtió que el incremento en niveles de ríos y presas podría afectar también a los municipios hidalguenses de Tepejí del Río, Tezontepec, Chilcuautla, Tlahuelilpan, Ixmiquilpan y Tasquillo.

Luego de que en los últimos días se intensificaran las lluvias en gran parte de México, el río Tula, localizado en la comunidad del mismo nombre, se desbordó la noche del lunes inundando amplias zonas y afectando a cerca de 39 mil pobladores que en minutos vieron sus casas totalmente anegadas.

Más de mil elementos de la Guardia Nacional, militares de un destacamento cercano y rescatistas de Hidalgo y de Ciudad de México fueron desplegados en la zona afectada.

Un hospital del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Tula, a 100 metros del río y con 54 pacientes internados, se convirtió en el centro de la tragedia tras ser inundado por las aguas, lo que provocó fallas en el suministro eléctrico, tanto general como de la planta de emergencia.

Esto provocó que dejaran de funcionar los apoyos de respiración para pacientes internados por covid-19. El IMSS detalló este miércoles que 13 personas murieron en el nosocomio y uno más en un helicóptero al momento de ser trasladado.

“Fue un día triste, (…) un desastre súbito que en cuestión de minutos puso bajo el agua a toda una ciudad, incluido nuestro hospital”, dijo Zoé Robledo, director del IMSS, en un video publicado en Twitter.

El martes por la mañana, el IMSS informó que eran 16 los fallecidos al momento de la inundación, y por la tarde de ese día, el presidente Andrés Manuel López Obrador elevó la cifra a 17.

Pero este miércoles Robledo aclaró que fueron 16 las muertes ocurridas ese día, y que dos personas habían fallecido “horas antes” de la inundación, cuyos cuerpos aún se encontraban en el nosocomio cuando se hizo el conteo de las víctimas fatales.

Por Redaccion

Deja un comentario