El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) junto con autoridades locales prohibieron, desde hace años, que turistas tuvieran acceso a ciertos templos arqueológicos para evitar su deterioro y para evitar accidentes. Tal es el caso de ‘El Castillo’, una pirámide en Chichén Itzá que está salvaguardada desde hace 25 años.

Un video difundido en redes sociales mostró a una turista que violó toda norma del recinto y subió la pirámide, presuntamente bajo efectos del alcohol.

Luego de los reportes obtenidos por la seguridad de Chichén Itzá, se supo que la mujer mostraba capacidades disminuidas por la ingesta de alcohol, por lo que autoridades del INAH ya iniciaron con el proceso legal correspondiente para sancionarla.

“A las 13:40 horas de este domingo 3 de enero, se activaron los protocolos de seguridad en la zona arqueológica por el reporte que señala a la mujer que pretendió acceder sin autorización a la pirámide a través de una de sus escaleras laterales.”
Autoridades locales
Después de que el video se viralizara en Twitter, usuarios apodaron a la mujer ‘Lady Kukulkan’. Algunas teorías afirman que la mujer quería esparcir las cenizas de su esposo dentro de la pirámide.

De acuerdo con el jefe jurídico del INAH del estado de Yucatán, la mujer ya cuenta con un expediente administrativo con clave CINAH/YUC/JUR/01-2021 por violar la Ley Federal sobre Monumentos Arqueológicos, Artísticos e Históricos.

Actualmente, las autoridades se encuentran entrevistando a los presuntos responsables del ascenso de la mujer a la pirámide de Chichén Itzá.

Según la información obtenida por la Policía Municipal de Tahdziú , la mujer originaria de Tijuana, Baja California, pertenecía a un grupo de turístico a través de una agencia de viajes.

“>

Deja un comentario