Un jugador de la selección juvenil de futbol de Afganistán fue uno de los fallecidos al caer de un avión intentando escapar del país un día después de que los talibanes capturaran Kabul, informó este viernes la organización deportiva.

“Es con gran tristeza que informamos que Zaki Anwari, uno de los jugadores de la selección nacional de futbol juvenil del país, falleció en un grave accidente”, informó en un comunicado la Dirección General de Deporte y Educación Física de Afganistán.

De acuerdo con la institución gubernamental, Anwari, que estaba entre los cientos de jóvenes que querían salir del país, “murió en un accidente tras caer de un avión militar estadounidense”.

Las escenas dramáticas de cientos de personas tratando de huir del país de cualquier modo comenzaron a producirse el domingo horas después de que la capital cayera bajo el control de los talibanes y el presidente, Ashraf Ghani, huyera de Afganistán.

A partir de entonces, miles de personas desataron el caos en el aeropuerto intentando abordar vuelos de repatriación, aunque muchos de ellos no tuvieran documentos, permisos de viaje o billetes.

“>

 

 

Videos difundidos en las redes sociales mostraron un avión militar estadounidense tipo C-17, del que se desprenden varios cuerpos en el aire, lo que, según testigos, se trataba de personas que se aferraron al exterior del avión antes de despegar.

La Fuerza Aérea estadounidense confirmó el pasado martes el hallazgo de restos humanos en la rueda de una de sus aeronaves, al tiempo que indicó que una investigación basada en los videos que circulan está en curso para determinar lo ocurrido.

De acuerdo con la fuerza estadounidense, el avión llegó a Kabul para hacer una entrega de equipo y asistencia para las evacuaciones, pero ante el rápido deterioro de la situación en la capital y en el aeropuerto decidió hacer un rápido despegue para abandonar el lugar.

En esa jornada, al menos seis personas murieron en incidentes ocurridos dentro del aeródromo.

Otro de los afganos que murió al caer del avión fue Fida Muhammad, un dentista de 22 años que residía en la provincia de Kabul, según relató a Efe Ahmad, un familiar cercano.

El joven salió de casa “para ir a su trabajo, pero nos enteramos horas después de que murió al caerse del avión”, relató.

Por Redaccion

Deja un comentario