La Universidad Autónoma de México (UNAM) evalúa el regreso controlado a clases presenciales en semáforo amarillo de riesgo por COVID-19 e incluso en color naranja, siempre que las condiciones lo permitan, comentó en entrevista el rector Enrique Graue.

El rector de la máxima casa de estudios dijo que el regreso a clases no sería de golpe, sino de forma escalonada. Señaló que quizá los primero en ingresar serían aquellos que hacen prácticas de laboratorio o los alumnos de primer ingreso, para que se familiaricen con la universidad.

Sí tendremos que ir abriendo gradualmente las puertas, con todas las medidas de seguridad y en la medida en que se pueda (….) que podamos ingresar poco a poco en un naranja o en un amarillo. Enrique Graue, rector de la UNAM.

Graue exhortó a los profesores a ser empáticos con los alumnos, porque algunos no cuentan con las mejores condiciones para tomarlas, ya sea porque no cuentan con una computadora o servicio de internet, o bien, porque deben atender tareas en el hogar.

Deja un comentario