Conforme se acerca el 1 de agosto, la consulta popular que determinará si varios ex presidentes mexicanos serán o no enjuiciados ha incrementado las críticas contra el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), en especial entorno a la legalidad que tendrá hacer un ejercicio de este tipo.

Para Diego Fernández de Cevallos, ex candidato presidencial que se ha vuelto uno de los críticos más asiduos del presidente, la consulta es en realidad “una patraña más del tartufo en fuga para no responsabilizarse de la destrucción nacional que encabeza y patrocina”, escribió en una columna de Milenio.

El panista augura que México se convertirá en el primer país del mundo que haga tan “singular degradación” con aval de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Recalcó que el presidente “simultáneamente dice estar en contra de perseguir a ex presidentes (porque en él no cabe la venganza), pero impulsa la ‘consulta’ específicamente contra ellos, resulta urgente un psiquiatra de tiempo completo en Palacio”, arremetió.

Esto luego de que el presidente asegurara que no votaría en el ejercicio, más bien tomaría acciones conforme a los resultados de la consulta. “Cuando presenté esta iniciativa lo hice porque la gente tiene que decidir, es mandar obedeciendo”, dijo durante su conferencia matutina en Palacio Nacional.

La consulta cuestionará la posibilidad de investigar y llevar a juicio a los últimos cinco ex presidentes de México: Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo Ponce de León, Vicente Fox Quesada, Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto.

Pero Fernández de Cevallos no es el único que ha desatado su crítica contra el presidente López Obrador. También el consultor Luis Antonio Espino comentó en el Washington Post que “la consulta es una farsa demasiado peligrosa para ignorarla y esperar que el desinterés de la población la vuelva inofensiva”.

Esto tras señalar que el ejecutivo ha faltado repetidamente a la verdad con la iniciativa de “llevar discrecionalmente a juicio a cinco expresidentes, desde Carlos Salinas de Gortari hasta Enrique Peña Nieto”.

El columnista asegura que AMLO estará impulsando “una venganza política y personal eludiendo la rendición de cuentas sobre su palabra y acciones”.

De igual forma el diario británico The Economist criticó la consulta y la pregunta que se hará a los mexicanos el próximo 1 de agosto. “Es una pregunta que pudo haber sido ideada por Cantinflas”, se lee en el editorial. “Descodificado, lo que significa es, ¿debería estar autorizado para orquestar una especie de juicio espectáculo no oficial de sus cinco predecesores más recientes y sus subordinados?”, agrega.

Para realizar el ejercicio se publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) publicó el miércoles 19 de mayo la reforma a la Ley Federal de Consulta Popular que permitirá hacer un ejercicio consultivo al pueblo de México.

La consulta popular es el instrumento de participación por el cual los ciudadanos, a través de la emisión del voto libre, secreto, directo, personal e intransferible, toman parte de las decisiones de los poderes públicos respecto de uno o varios temas de trascendencia nacional o regional competencia de la Federación, de tal modo que se utilizara este recurso para conocer el parecer de los habitantes de México respecto a administraciones pasadas.

Por Redaccion

Deja un comentario