“Todavía están a tiempo de ponerse la vacuna de la influenza“, comunicaron esta semana las autoridades del sector Salud del condado de Los Ángeles. Esto, porque la temporada termina hasta que comience la primavera. Mientras, van 70 muertos por la enfermedad en el estado, 32 de ellos eran niños.

El condado de Los Ángeles está “experimentando altos niveles de actividad de la influenza“, agregaron los oficiales.  Toda persona con más de 6 de edad debe recibir la vacuna cada año.

Apenas el miércoles de la semana pasada, la ciudad de Long Beach anunció otro caso que terminó en la muerte de una persona.

De acuerdo con los Centros de Control de Enfermedades y Prevención, la influenza B, una variante de los virus, es la que ha predominado esta temporada, cossa que no había sucedido desde 1992.

Fuente:LaOpinión

Deja un comentario