Desde 2017, vecinos de la zona de avenida Tláhuac habían denunciado daños estructurales en los pilares que sostenían las trabes de la Línea 12 del Metro pues temían algún posible colapso.

En un reportaje elaborado por El Universal en 2018, vecinos compartieron fotografías en las que se observan grandes grietas en los pilares tras el sismo de 2017.

Denunciaron que temían por la seguridad en el lugar debido a esta situación y apuntaron que las autoridades no atendían sus peticiones para una revisión.

A través de redes sociales denunciaron, en diversas oportunidades las afectaciones.

Incluso, en fechas recientes, compartieron una imagen en la que se observa una de las trabes afectadas este lunes, en la que se aprecia una especie de ondulación.

“>

Por Redaccion

Deja un comentario