Una pareja residente de la provincia china de Anhui vendió a un bebé tras perder su trabajo durante la actual pandemia de coronavirus, así lo señalaron en sus declaraciones luego de que la policía los arrestara.

De acuerdo con el reporte de las autoridades, el padre del recién nacido se encontraba en medio de una presión financiera “inmensa” a causa del desempleo, y por ese motivo persuadió a su esposa para vender al bebé.

Aparentemente, la familia recibió 163 mil yuanes (505 mil 260 pesos mexicanos) a cambio del menor de edad, dinero que ocuparon para continuar pagando la hipoteca de la casa y las cuotas del automóvil. Pero la compradora, de apellido Xu, llamó la atención de la policía el pasado 30 de octubre cuando viajaba en un tren junto al bebé de apenas 40 días.

Había abordado en Sichuan para dirigirse a su domicilio, en la provincia de Anhui, pero al notarse sumamente nerviosa la arrestaron e interrogaron. La mujer admitió que había comprado al bebé, lo que desencadenó las investigaciones y logró la detención de los padres biológicos; ahora los tres se encuentran arrestados bajo sospecha de trata de personas.

Las indagaciones señalan que la compradora entregó un collar y un brazalete de oro además del dinero, como parte del acuerdo económico que hizo con la familia. En consecuencia, Xu y los padres podrían enfrentarse a la ley china que establece que cualquier persona que sea declarada culpable de tráfico y venta de niños recibirá de cinco a diez años de prisión, llegando a alcanzar la cadena perpetua e incluso la muerte.

Un caso similar es el los padres de una bebé de sólo 12 días de nacida que reportaron su secuestro ante las autoridades de Buenos Aires, Argentina. El hecho puso en alerta a la Policía local, sin embargo, la situación dio un giro cuando se enteraron que la propia madre vendió a la menor.

Deja un comentario