Perder a una mascota siempre significa emprender un duelo bastante doloroso. Por esta razón, un hombre llamado Mitch Byers, no se sintió capaz de dejar ir a su perro para siempre.

Match Byers es un hombre que reside en Portland en Estados Unidos. Su historia comenzó a viralizarse luego de la muerte de Phoebe, su perro; a quien su familia decidió mandar a disecar

Mitch Byers no supera la pérdida de Phoebe, su perro disecado

Mitch Byers y su familia son originarios de Estados Unidos. Ellos solían ser una familia como cualquier otra. Incluso tenían de mascota a Phoebe, el perro que también formaba parte ellos.

Todo cambió cuando en el año 2013, Phoebe murió, por lo que la mamá de Mitch Byers decidió mandarla a disecar con un taxidermista.

Cuando Phoebe llegó a casa recién disecada, la primera reacción de la familia fue estallar en risas. Fue de ese modo que le dieron la bienvenida al perro disecado, de una forma casi natural.

Pasó un tiempo y todo parecía transcurrir de forma habitual, hasta que Mitch Byers comenzó a pasar cada vez más tiempo a lado de su perro disecado.

No se sabe exactamente cuál fue la razón de que Byers empezara a sentir un hueco en su corazón, el cual no le permitió dejar ir a Phoebe por completo.

Pero la realidad es que Byers comenzó a realizar sus actividades en la compañía de su perro disecado. Fue de ese modo que verlos juntos se volvió algo cada vez más habitual.

Es importante mencionar también que Phoebe ha estado en la familia de Byers durante diez años. Más de la mitad de este tiempo Phoebe ha estado muerta.

“No rompas mi ventana, el perro ya está muerto”

La historia de Mitch Byers y su perro disecado comenzó a ganar popularidad durante el verano de 2017, cuando Byers llevó a Phoebe por un viaje en carretera.

Mitch Byers, quien actualmente tiene 29 años, sentó a su perro disecado en el asiento del copiloto, tal y como lo haría casi cualquier mascota con vida.

En una ocasión, Byers tuvo que abandonar el auto por unos minutos. Sin embargo, consciente del calor que se sentía, y de que la gente pudiera preocuparse al ver a Phoebe en el interior del auto, decidió colocar un anuncio que llamó bastante la atención.

“No rompas mi ventana, el perro ya está muerto, ya está disecado” se podía leer en el anunció que el hombre colocó en la ventana a lado de Phoebe.

La controversial historia divide opiniones en Instagram

Luego de que se viralizara el anuncio que Mitch Byers había puesto en su auto para que no rompieran su ventana, los internautas comenzaron a opinar sobre el asunto.

Es importante resaltar que, a muchos de ellos, la historia de Byers y su perro disecado, les pareció un poco escalofriante y retorcida.

Sin embargo, la cuenta oficial de Instagram donde Byers documenta todos sus viajes con Phoebe ya cuenta con más de 12 mil seguidores.

Incluso, el nombre de la cuenta de Instagram también es algo que llama mucho la atención; la puedes encontrar como “My dead dog and me” (Mi perro muerto y yo).

La mayoría de los usuarios que siguen la cuenta, ven a Byers y a Phoebe como algo cómico.

Mientras que por otro lado, están aquellos que aseguran que en realidad es algo perturbador y hasta “antirreligioso”.

fuente: SDP Noticias 

Deja un comentario