El peso mexicano salió victorioso de las elecciones en Estados Unidos, tras embarcarse en una montaña rusa que llevó al tipo de cambio primero a tocar casi 22 por dólar y luego cerrar en menos de 21 unidades.

En operaciones al mayoreo, el tipo de cambio culminó en 20.94 pesos por dólar, una ganancia de 16 centavos o 0.8% para la moneda mexicana con respecto al martes, siendo la tercera divisa más apreciada de la sesión, sólo detrás del real brasileño y el rand sudafricano, muestran cifras de la agencia Bloomberg.

En ventanillas bancarias, el dólar se terminó vendiendo en 21.49 pesos, 24 centavos menos que el martes y fue la mayor baja en un día del último mes, desde el 5 de octubre pasado, cuando cayó 26 centavos, de acuerdo con datos de CitiBanamex.

“Independientemente de si gana Donald Trump o Joe Biden, el peso se recupera ante la expectativa de que acepten el resultado electoral y no haya disturbios”, expone Gerardo Copca, analista de Metanálisis.

Desde su punto de vista, el resultado no tendrá una repercusión importante para la economía mexicana, aunque reconoce que si Trump no quiere aceptar la derrota y dejar el poder, el dólar puede regresar a niveles de 22 unidades.

Mercados estables

Ante la expectativa de que el proceso electoral en Estados Unidos sea pacífico y ordenado, sin causar inestabilidad política, no sólo el peso mexicano tomó fuerza este miércoles, sino también la mayoría de las monedas y centros bursátiles.

La Bolsa Mexicana de Valores subió por tercera jornada consecutiva y su principal índice terminó en 37 mil 476 puntos, el mejor nivel desde el 27 de octubre, cuando finalizó en más de 38 mil unidades.

De las 35 empresas más negociadas, 21 ganaron, una no tuvo cambios y 13 perdieron.

Destacaron Cemex y Grupo Cementos Chihuahua, las cuales sufrieron fuertes caídas que pueden estar relacionadas con la dependencia de sus ingresos de la Unión Americana, explicó Gabriela Siller, economista en jefe de Banco Base.

 

 

fuente: el imparcial

Deja un comentario