Pobladores de Chignautla, Puebla, saquearon y quemaron mobiliario del Palacio Municipal para protestar por la supuesta privatización del agua en la localidad.

“Díganle al presidente que salga”, gritaron los habitantes mientras otros pretendían derribar la puerta principal a patadas.

Aproximadamente a las 09:00 h, unas 500 personas llegaron a la Presidencia Municipal para demandar que fueran atendidos por el alcalde Luciano Aparicio, para hablar sobre la creación del sistema operador de agua local, el cual consideran un intento de privatización del agua.

Al no ser atendidos, los manifestantes de siete comités de agua potable del municipio, que aún se rige por usos y costumbres, ingresaron por la fuerza al inmueble, tomaron las instalaciones y quemaron equipo de cómputo y papelería.

También tomaron la plaza principal, donde decenas de habitantes se unieron a la protesta y bloquearon la carretera federal a Chignautla.

Al sitio llegaron elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del estado, Protección Civil y de la Guardia Nacional para evitar linchamientos.

fuente: López-Dóriga Digital

Deja un comentario