jueves, julio 18, 2024
spot_imgspot_img

Top 5 This Week

spot_img

Related Posts

Un ex empleado revela que La Casa de Toño reutiliza el pozole no consumido por sus clientes, exponiendo prácticas cuestionables del reconocido restaurante: VIDEO

A pesar de la fama del restaurante de comida mexicana, aumentan los testimonios de meseros que denuncian prácticas indebidas y malos tratos hacia el personal.

“La Casa de Toño”, reconocido restaurante mexicano, se ha visto envuelto en controversia a raíz de denuncias publicadas en redes sociales por parte de antiguos empleados. En esta ocasión, un mesero compartió que el establecimiento practica el “reciclaje” de pozole: los restos que dejan los clientes se reincorporan a la olla para servirse a otros comensales.

**Revelaciones sobre prácticas en ‘La Casa de Toño’**
Durante una entrevista con el influencer Gusgri en su canal de YouTube, este exmesero desveló varios secretos del sector culinario y específicamente de este famoso restaurante, conocido por su menú de platillos mexicanos tradicionales y antojitos a precios económicos. La revelación sobre el manejo del pozole generó especial atención, confirmando rumores que circulaban sobre las prácticas del lugar.

El mesero confesó que el pozole que no consumen los clientes se reutiliza en el restaurante, un hecho que ha suscitado polémica. Según él, “el mismo pozole que la gente no termina, especialmente si son porciones grandes que un niño no puede comer o alguien ya está satisfecho, se recicla”. Esta revelación ha intensificado el escándalo, ya que otro trabajador indicó que algunos empleados evitan comer en el establecimiento precisamente por este motivo.

**Quejas sobre el trato laboral en ‘La Casa de Toño’**
Esta situación no es nueva, pues anteriormente ya se había divulgado en TikTok el testimonio de otro ex empleado que criticó las condiciones laborales. A pesar de un salario aparentemente atractivo de 12 mil pesos mensuales, señaló que las jornadas de trabajo pueden extenderse hasta 12 horas diarias sin descansos para comer o reposar. Además, mencionó que los supervisores presionan a los empleados para que retomen rápidamente su trabajo tras las comidas.

Una práctica particularmente controvertida es la de coser las bolsas de los pantalones y mandiles de los meseros, un método que, según se rumorea, pretende prevenir el robo de propinas, las cuales después se reparten entre todo el personal. Estos procedimientos han provocado un intenso debate en redes sociales, con llamados a investigar a “La Casa de Toño” para asegurar condiciones laborales justas y un ambiente de trabajo saludable.

Deja un comentario

Popular Articles