martes, mayo 21, 2024
spot_imgspot_img

Top 5 This Week

spot_img

Related Posts

“Checo” Pérez: así fue el día que renunció al automovilismo para convertirse en futbolista del América

El subcampeón del mundo en la Fórmula 1 ha manifestado en más de una ocasión su amor por “Las Águilas”

Hoy en día, Sergio “Checo” Pérez brilla como una de las estrellas destacadas de la Fórmula 1, logrando hace apenas una semana un histórico subcampeonato mundial. Sin embargo, la historia podría haber tomado un giro radical, ya que al inicio de su carrera, el piloto mexicano tomó una sorprendente decisión: temporalmente renunciar al automovilismo para seguir su pasión por el fútbol como jugador del Club América.

Este episodio poco conocido de la vida de Pérez fue revelado por su padre, Antonio Pérez Garibay, en una entrevista con Alejandro Sánchez, columnista de El Heraldo de México. Según el relato del empresario, la decisión de su hijo se gestó después de una reunión con Emilio Azcárraga Jean, quien lo invitó a presenciar un Clásico Nacional entre el América y las Chivas. La experiencia en el mundo del fútbol dejó a Pérez maravillado, llevándolo a apostar por convertirse en jugador azulcrema. Afortunadamente para el automovilismo, el destino de “Checo” Pérez lo llevó de vuelta a las pistas, donde hoy brilla con Red Bull.

Emilio Azcárraga persuadió a “Checo” Pérez para que abandonara el automovilismo. Ante la inesperada decisión de su hijo, Antonio Pérez Garibay reveló que optó por vender todos los go karts de “Checo” y su equipo en general, ya que no los necesitaría. Su deseo era que, al igual que en el automovilismo, Sergio se centrara exclusivamente en el fútbol. Sin embargo, las cosas no salieron como esperaba el joven piloto, y después de un año, rogó a su padre para que le permitiera regresar a las pistas.

Según las palabras de Antonio Pérez Garibay, el amor de “Checo” Pérez por el automovilismo resurgió al presenciar a su hermano mayor, Antonio Pérez, participar en la Fórmula 4 en el Reino Unido. Durante las pausas de su consanguíneo, Sergio aprovechaba para subirse al monoplaza. Sin embargo, el momento decisivo que lo llevó de vuelta al mundo del automovilismo fue cuando su padre no le permitió quedarse con ellos para disfrutar del Gran Premio de Silverstone. Aunque el empresario afirmó que esto fue un acto para mostrar firmeza y enseñar disciplina, su hijo regresó al país visiblemente afectado.

Después de su intento fallido como futbolista, Sergio “Checo” Pérez pasó meses implorándole a su padre que le permitiera regresar al automovilismo. Después de insistir, finalmente regresó a las pistas a los 12 años. Según su padre, lo hizo con una intensa sed de triunfo, y desde entonces, se dio cuenta de que se convertiría en uno de los mejores pilotos del mundo. Así comenzó su camino en el deporte motor, donde ha alcanzado los máximos logros para un piloto mexicano, consolidándose como una leyenda.

A pesar de su alejamiento del fútbol, es relevante destacar que Sergio “Checo” Pérez mantiene un vínculo especial con el balompié, particularmente con el Club América. Durante su estancia en el país, es frecuente verlo en los partidos de los azulcremas. Además, la escuadra, propiedad de Emilio Azcárraga, le reconoce de manera recurrente su destacado desempeño en la Fórmula 1 a través de las redes sociales.