• Mié. Feb 21st, 2024

Una niña de tres años sufre tetraplejia y daño cerebral después de atragantarse con gomitas Candy Land en Estados Unidos.

Poradmin

Ene 11, 2024

Los documentos judiciales indican que los dulces consumidos por la niña se fabrican “de una forma y con una mezcla que los hace peligrosamente riesgosos, debido a su excesiva pegajosidad y a su incapacidad de desintegrarse adecuadamente al entrar en contacto con la saliva humana”.

Niña de 3 años queda tetrapléjica y con daño cerebral al ahogarse con gomitas Candy Land en EU

 

Amelie Paredes Sotelo, una niña de tres años de California, Estados Unidos, se asfixió con una gomita, lo que resultó en tetraplejia y daño cerebral.

El comunicado de la familia, enviado a ABC News 4, explicó: “La gomita se quedó atascada en la orofaringe de Amelie, en la parte posterior de su garganta, impidiendo que pudiera respirar durante un periodo prolongado”.

María Sotelo, madre de Amelie Paredes Sotelo, relató que su hija mordió la mitad de una gomita que resultó ser tan pegajosa que bloqueó las vías respiratorias de la niña, llevándola de emergencia a un centro médico.

Los médicos tuvieron que utilizar un equipo especial para extraer la gomita, pero el procedimiento se prolongó, privando a la menor de oxígeno y causándole daño cerebral permanente y cuadriplejía espástica.

El trágico incidente fue grabado en video por los padres de Amelie, Francisco Paredes Rivera y María Aylin Sotelo Camacho, capturando el momento en que corrieron hacia la niña para asistirla.

El 28 de diciembre de 2023, la familia presentó una demanda en Estados Unidos contra Frankford Candy & Chocolate Co., Frankford Candy LLC y Hasbro. La demanda alega que los caramelos ‘Candy Land Gummy Dots’ no contienen advertencias adecuadas en su etiquetado.

Los documentos judiciales describen los dulces como “irrazonablemente peligrosos debido a su extrema pegajosidad y su incapacidad para descomponerse adecuadamente con la saliva humana”, según ABC News 4. La familia acusa a la compañía de falta de advertencia, negligencia y la imposición negligente de angustia emocional, entre otras acusaciones.

El abogado de la familia, Thomas Bosworth, declaró: “Esos dulces eran una bomba de tiempo. Buscaremos justicia para esta niña inocente que antes era vibrante y próspera, pero que ahora está permanentemente discapacitada, incapaz de hablar, tragar y moverse, por el resto de su vida”.

Por admin

Deja un comentario