martes, mayo 21, 2024
spot_imgspot_img

Top 5 This Week

spot_img

Related Posts

AstraZeneca Reconoce Posibles Efectos de Trombosis por su Vacuna COVID-19 en Proceso Judicial

En  un giro reciente en los tribunales, AstraZeneca ha admitido que su vacuna contra el COVID-19 puede provocar trombosis en casos extremadamente raros, según documentos legales revelados por el diario británico The Telegraph. Esta información surge en medio de una serie de demandas colectivas presentadas contra el gigante farmacéutico y su vacuna, desarrollada en colaboración con la Universidad de Oxford.

Las demandas, que incluyen a afectados que sufrieron graves secuelas de salud, fueron iniciadas por individuos que recibieron la vacuna y posteriormente desarrollaron condiciones severas, como trombosis con trombocitopenia (STT). Jamie Scott, quien quedó con una lesión cerebral permanente tras un episodio de coágulo sanguíneo y hemorragia cerebral, es uno de los demandantes destacados.

Aunque AstraZeneca ha rechazado varias de estas demandas, la compañía aceptó en un documento presentado ante el Tribunal Superior en febrero que su vacuna podría causar STT en casos aislados. Hasta la fecha, se han registrado 51 demandas que buscan compensaciones que ascienden a un total estimado de 100 millones de libras esterlinas.

En un desarrollo relacionado en Alemania, el tribunal territorial de Bamberg ha ordenado a AstraZeneca revelar datos sobre casos de trombosis posiblemente vinculados a su vacuna. Esta decisión es parte del proceso de una mujer de 33 años que busca una indemnización considerable por las secuelas sufridas tras la vacunación.

La demandante, que entró en coma debido a una trombosis tras recibir la vacuna, aún vive con secuelas permanentes. El estado de Baviera ha reconocido oficialmente su caso como un daño colateral relacionado con la vacuna, uno de los 140 reconocidos de 2,712 solicitudes recibidas hasta la fecha.

Este reconocimiento de efectos secundarios graves podría implicar importantes compensaciones financieras para los afectados si se determina que la vacuna fue la causa directa de sus enfermedades. Los procedimientos judiciales en ambos países podrían prolongarse durante años antes de llegar a una resolución definitiva.